Congestión y sueño, ¡Menuda combinación!

Trucos naturales para la combinación más explosiva:
mocos+tos VS. sueño infantil.

La mucosidad es muy molesta, de eso no hay duda, tanto para nosotros como para los más pequeños y las más pequeñas de la casa: les impide respirar bien, les irrita la nariz, están de mal humor y encima no pueden descansar. Si mezclamos la falta de sueño más todo este malestar obtenemos una bomba explosiva, pero este cóctel aún puede empeorar. Muchas veces la mucosidad viene acompañada del combo letal: LA TOS.

 

Cuando llega la tos, llega el terror al hogar, porque lo que antes sólo eran unos molestos mocos, ahora se convierte en tos acompañada de mocos con terribles resultados. Sobre todo, si el ataque de tos aparece cuando acaban de comer o de beber.

¿POR QUÉ APARECE LA TOS?

Muchas veces la mucosidad va acompañada de tos productiva, como reflejo del mismo organismo para expulsar toda la mucosidad de las vías respiratorias.

  • Para tener en cuenta: cuando tumbamos al bebé o lo acostamos, es habitual que aparezcan ataques de tos. Estos son provocados porque la mucosidad queda acumulada detrás de la nariz y el organismo utiliza la tos como respuesta para expulsarla. En cambio, cuando está sentado o lo tenemos en brazos, inconscientemente se traga la mucosidad.

TRUCOS PARA DORMIR Y FAVORECER EL DESCANSO

Favorecer que duerma con la cabeza más alta

Para mejorar el descanso podemos incorporar su colchón con la ayuda de libros o cualquier objeto resistente para favorecer que duerman con la cabeza más alta y evitar que tengan tanta tos.

  • Para tener en cuenta: las almohadas pierden firmeza con el peso de la cabeza, en cambio si elevamos el colchón favorecemos que duerma más incorporado y pueda descansar mejor.

Hidratación

Como explicamos en el post anterior, debemos favorecer que estén hidratad(o)as ya sea a través de la lactancia materna, agua, infusiones o zumos naturales. Eso ayudará a mantener la garganta hidratada y que la mucosidad se vuelva más fluida.

  • Para tener en cuenta: después de tomar cualquier líquido, hemos de evitar tumbarlos, por si aparece un ataque de tos y les acaba provocando el vómito. Recordemos, que el cuerpo intenta eliminar la mucosidad y muchas veces es a través del vómito.

Usar humidificadores

Es importante mantener un cierto grado de humedad en el ambiente para evitar que se sequen las vías respiratorias y aparezca la tos, para conseguirlo podemos usar aparatos humidificadores. En caso de que no tengamos, podemos poner vasos de agua o toallas mojadas en la calefacción para mantener la humedad en el ambiente (la calefacción reseca el ambiente y favorece la aparición de la tos).

  • Para tener en cuenta: podemos poner una infusión natural de tomillo en el humidificador. El tomillo tiene propiedades antisépticas, antiinflamatorias y ayuda a mejorar los problemas respiratorios provocados por los resfriados.

Lavados nasales

Hay productos específicos para cada edad y son muy efectivos para eliminar la mucosidad.

Colocar cebolla cortada cerca de su cuna o cama

Es un remedio muy efectivo y tradicional, aunque pueda tener un olor desagradable, ayuda a destapar la nariz y disminuye la tos si la vamos usando de forma recurrente.

Sigue informándote y formandote con Babyboo Academy