El sueño infantil a través de Cristina Luque

El sueño infantil junto a la alimentación son dos de las primeras grandes piedras angulares de la crianza infantil, a la que se enfrentan los adultos. Conllevan muchas preocupaciones, miedos, estrés y a veces se peca de sobreinformación.

 

En este post queremos hablar del sueño infantil, de las expectativas que se generan, de los mitos, las leyendas urbanas y de la sobreinformación. Por ese motivo hemos querido realizar una entrevista a Cristina Luque, nuestra formadora experta en el sueño infantil.

 

¿Cuántas veces te has despertado sobresaltad(o)a porqué has escuchado gritos o llantos en la cuna? ¿Cuántas veces has comprobado y vuelto a comprobar que a tu hij(o)a no le falta de nada y tiene todas sus necesidades cubiertas? ¿Cuántas veces te levantas a mitad de la noche llen(o)a de dudas, miedos, angustias que acaban creando un círculo de estrés hacia el sueño de tu bebé?

 

No te preocupes, no estás sólo ni sola, como tú, son muchos y muchas los padres y las madres que viven una angustia constante, por eso necesitamos a gente como Cristina para que nos guíe en este camino y podamos volver a soñar.

 

Desde Babyboo Academy, queremos acompañaros en este camino, por eso…

sueño infantil

ESTE JUEVES DÍA 22 A LAS 19 H. CRISTINA LUQUE REALIZARÁ UN WEBINAR GRATUITO SOBRE EL SUEÑO INFANTIL CON REGALO PARA TOD(O)AS L(O)AS ASISTENTES.

¿No te va bien asistir en directo? No te preocupes, dejaremos la charla para que puedas verla de todas formas.

 

Para ir calentando motores, os dejamos una presentación de Cristina con una serie de preguntas que le hemos realizado.

¿QUIÉN ES CRISTINA LUQUE?

Cristina es psicóloga y orgullosa mamá de un bebé de un año. Decidió especializarse en psicología perinatal para poder acompañar a personas que están viviendo la m(p)aternidad abarcando todas las etapas: desde la preconcepción, hasta el primer año de vida. Se dedica a acompañar en este proceso para ayudar a transitar todos los cambios, procesos o dificultades que puedan suceder en esta etapa.

Lleva a cabo su labor a través de asesoramiento psicológico individual, en grupos de embarazo y crianza, además de impartir charlar y talleres.

Sus especialidades son: el asesoramiento de la lactancia y el sueño infantil.

 

¿POR QUÉ ESCOGIÓ LA PSICOLOGÍA?

Desde bien pequeña sentía que me interesaba mucho conocer cómo funcionaba la mente humana. Por qué ante una misma situación alguien respondía de una manera determinada y otra persona respondía de forma distinta. Pero fue a causa de una experiencia personal, el momento en el que se separaron mis padres, donde tuve claro que quería dedicarme a la psicología para poder acompañar a otras personas en la búsqueda de su bienestar emocional. El interés por la psicología perinatal surgió bastante más tarde, incluso años después de haberme formado como psicóloga y terapeuta. Comencé a plantearme en qué momento se empieza a conformar la mente de aquel adulto que acude al psicólogo y las respuestas que encontré me llevaron al vientre materno. A la importancia de que esa mujer, esa madre, esa familia, cuente con los recursos necesarios para poder cuidar de su salud mental de forma que también esté cuidando de la de sus hij@s.

 

¿POR QUÉ LA LACTANCIA Y EL SUEÑO INFANTIL?

Una vez me hube formado en psicología perinatal, me di cuenta de que tanto la lactancia como el sueño infantil eran dos aspectos que generaban bastante preocupación en las familias y decidí profundizar más en ellos. El sueño del bebé es un aspecto que suele sorprender, generalmente de forma negativa, en los primeros meses y años de crianza.

En general, tenemos mucho desconocimiento acerca de cómo duermen los bebés, y las expectativas que nos generamos suelen estar distorsionadas e influenciadas por lo que recibimos tanto de los medios de comunicación, que nos dan a entender que los bebés duermen muchas horas del tirón (¡y además en su cuna!), como por la cultura del sueño en solitario, las experiencias ajenas y la sabiduría popular (como la frase “dormir como un bebé”).

Por ello, me parece imprescindible llevar a cabo una labor de brindar información real a las familias para que puedan entender cómo es y de que forma funciona el sueño del bebé, de modo que puedan generarse unas expectativas realistas en base a esa información y, a partir de aquí, que puedan tomar sus propias decisiones de forma libre y ajustada a aquello que mejor les encaje.

 

¿POR QUÉ EL SUEÑO INFANTIL CAUSA TANTA PREOCUPACIÓN?

En base a lo que he podido observar en las familias, considero que existen dos motivos por los que los padres y las madres se preocupan. Por una parte, desde la posición del adulto solamente concebimos una manera de dormir: la que tenemos nosotros, es decir, generalmente varias horas del tirón (aunque realmente no sea así) y en unas condiciones determinadas socialmente (de forma autónoma, en silencio absoluto, etc.). De modo que cuando noche tras noche el bebé no duerme como sus padres esperaban sino que se dan múltiples despertares y el bebé reclama la presencia y el contacto materno de forma constante, puede que esos padres acaben pensando que a su bebé le ocurre algo patológico o que ellos no pueden percibir a simple vista. Por otra parte, el sueño del bebé afecta de forma directa al sueño de sus padres. Las necesidades de sueño del bebé chocan frontalmente con las necesidades de sueño del adulto. Si además ese adulto al día siguiente ha de cumplir con unas obligaciones (laborales, por ejemplo) y no ha podido descansar lo suficiente es probable que, al cabo del tiempo, acabe teniendo un impacto sobre su bienestar general. De modo que las familias necesitan conocer qué aspectos son clave para poder acompañar el sueño de su bebé de la forma más acertada para ellos de manera que puedan lograr el mejor descanso familiar posible.

 

¿QUÉ MIEDOS O PREOCUPACIONES TIENEN LAS FAMILIAS CUANDO SU BEBÉ DUERME O POR EL CONTRARIO, NO DUERME BIEN?

Lo de “dormir bien” es muy relativo. Primero deberíamos plantearnos qué significa dormir bien. ¿Nos referimos a que duerman del tirón o que no lo hagan? ¿A que duerman en solitario o en compañía? ¿A que tras un despertar puedan volver a dormirse de forma autónoma o a que requieran nuestra ayuda? Lo que entendemos por “dormir bien” tiene un fuerte componente social y cultural. En este sentido me parece interesante que podamos revisar si ese “dormir bien o no dormir bien” encaja con la fisiología del sueño del bebé y con sus necesidades.

No obstante, las preocupaciones que tienen las familias en general van asociadas a los despertares de sus bebés y a la necesidad que tienen de volverse a dormir en unas condiciones determinadas que implican el acompañamiento por parte de la madre o el padre (en algunos casos al pecho, en brazos, con caricias, etc.). En este sentido, me parece importante que las familias sepan que todo ello es natural y esperable ya que el sueño es un proceso evolutivo que va a ir modificándose con la edad.

 

¿MÉTODO ESTIVILL O CON GONZALEZ? SIN QUERER POSICIONARNOS ¿CUÁLES SON LOS PROS Y LOS CONTRAS DE CADA UNA DE ELLAS? ¿NECESITAMOS UN MÉTODO O CADA BEBÉ MAESTRILLO TIENE SU LIBRILLO?

No considero que existan “métodos”. En este sentido, coincido con la valoración de María Berrozpe (autora del libro ¡Dulces Sueños!) que considera que existen unos comportamientos básicos de la crianza humana y que cualquier variación que se lleve a cabo puede suponer un estrés que influirá en el desarrollo de ese bebé. Esos comportamientos básicos son aquellos para los que venimos programados al nacer, como el contacto estrecho con la madre o el sueño en compañía. Todo aquello que se aleje de estos comportamientos lo hace a causa de unas imposiciones culturales y sociales que, en general, no han tenido en cuenta al bebé y a su figura referente (generalmente, la madre).

Para mí, como ya he indicado, es básico que las familias puedan contar con información real y a partir de ahí que puedan comprender la naturaleza de su bebé, extraer sus propias conclusiones, valorar las opciones con las que cuentan y decidir qué les resuena más y qué les resulta más útil en el seno de su propia familia.

 

¿QUIERES AÑADIR ALGUNA COSA MÁS?

De forma natural, antes o después, todos los niños acabarán durmiendo autónomamente. Mientras ese momento llega, los padres y madres pueden informarse, comprender y generarse unas expectativas realistas sobre el sueño de su bebé, y adquirir herramientas y recursos que puedan facilitar las noches de toda la familia.

APRENDE Y ENTIENDE EL SUEÑO PARA PODER ACOMPAÑAR A LO QUE MÁS QUIERES.

Sigue informándote y formandote con Babyboo Academy